Santos, el líder del liberalismo cobarde

Foto tomada de http://www.bligoo.com/explore/article/3520415/Alberto-Pinzon-Sanchez-Colombia-la-agenda-oculta-de-Juan-Manuel-Santos-para-el-2012.html
Muchas personas dicen que Santos es un liberal, de familia, de ideas y de acciones. Así lo repiten los medios, los columnistas, sus enemigos y muchos de nuestros amigos. Como lo mostró César Rodríguez en una columna del 14 de mayo en El Espectador, Santos se opuso al matrimonio entre parejas del mismo sexo en campaña, sus ministros no hacen nada por la garantía de los derechos de las parejas del mismo sexo y lo más probable es que el Presidente apoye a Monseñor Ordóñez para la Procuraduría.

Siempre le recomiendo a los periodistas con los que hablo que le pregunten al Gobierno sobre su posición sobre los derechos de las personas LGBT, pero ellos nunca preguntan o el Gobierno nunca responde. El silencio es la regla de la oficina de comunicaciones de la Presidencia y la línea política del Gobierno (confirme el silencio de Santos en su última entrevista a El Tiempo).

El liberalismo de Santos es una estrategia publicitaria para diferenciarlo de Uribe, o a lo sumo, es una fantasía de la elite intelectual del país. Su liberalismo no tiene ninguna sustancia, ni consecuencia.

Santos es un presidente que no defiende ni la igualdad ni la libertad de gays, lesbianas, bisexuales y transgeneristas. Es un presidente cómplice de la discriminación. Como la mayoría de políticos colombianos quiere estar bien con el poder electoral de las iglesias.

Se acabo otro mes del orgullo LGBT, y nuevamente el Presidente no dijo nada. No se reunió con el movimiento LGBT. Ningún ministro acompañó las marchas. Ningún apoyo del Gobierno en el Congreso. Nada, nuevamente nada, de nada. Este, como todos los anteriores, es un gobierno que no sirve para nada para los millones de personas LGBT que habitamos este país.

Líderes políticos de todas las tendencias, entre ellos, Barack Obama, David Cameron, François Hollande o Cristina Fernández, le dan lecciones de igualdad y libertad a nuestro pusilánime presidente, ese máximo representante del liberalismo cobarde. 








Comentarios

Daniel dijo…
Buena entrada!

Entradas populares