¨No hay peor enfermedad que el homosexualismo"

Foto El Espectador
En el contexto de la discusión generada por una demanda por acoso sexual contra el arbitro Oscar Julián Ruíz presentada por el exarbitro Germán Mauricio Sánchez, el vicepresidente de la federación de fútbol colombiano y presidente de Difútbol (División aficionada del Fútbol Colombia), Álvaro González Alzate, se refirió de esta manera al "homosexualismo" en el fútbol:
¨En el mentidero deportivo comentan que uno de los primeros requisitos que se tiene que tener para llegar a las altas esferas del arbitraje es ser homosexual. Eso si me parece muy grave... a mi personalmente me tiene muy preocupado porque quienes llevamos muchos años en el manejo de la materia prima humana, administrando seres humanos, aprendemos un poquito lo que es la esencia y el intríngulis de la vida humana, y por eso yo puedo manifestar lo siguiente:  
No hay nada con más posibilidades de contagiarse, no hay peor enfermedad, si se puede llamar así, con el respeto por los que la sufran, que el homosexualismo. En qué sentido lo digo: lamentablemente en el deporte se dan las oportunidades para que muchas personas, muchos jóvenes, incluso menores de edad por poseer un balón, por estar en un equipo, por tener un carnet de un club profesional... hace lo que sea y se presta para lo que sea, y por eso digo yo que puede es supremamente contagioso ese problema que pudiera estarse presentando en el deporte" (escuchar audio completo)
El dirigente deportivo esta ansioso por la homosexualidad en el deporte. Una canción homofóbica del rugby  puede ayudar a entender las pulsiones del dirigente deportivo:


¨For we´re all queers together, / Pues todos somos maricones,
Excuse us while we go upstairs. / discúlpenos por retirarnos un rato arriba. 
Yes, we are all queers togeher. / Sí, todos juntos maricones. 
That´s why we go round in pair¨ / Por eso andamos en parejas. 
(El deporte como coto masculino. Eric Dunning, Deporte y ocio en el proceso de civilización)


El fútbol colombiano es dirigido por cavernícolas. Son patriarcales, ignorantes y corruptos. Esta nueva declaración y la entrevista realizada por Carlos Antonio Vélez a este dirigente deportivo parece hecha hace dos siglos. La Constitución y los derechos no han pasado la puerta de la Federación de Fútbol y esto es evidente en  el irrespeto por la mujer, en el caso del Bolillo, y por las minorías sexuales, como se puede escuchar en esta entrevista.


La entrevista es realmente horrible. En un lenguaje en clave el periodista trata de ocultar sus prejuicios contra los homosexuales, mientras el entrevistado es directo, cínico y claro. Pero el periodista también tiene una salida en falso:
¨La verdad es que la opción sexual es un tema personal... y en segundo lugar que no nos podemos olvidar que este deporte como casi todos los deportes es practicado por niños, que son sus hijos y mis hijos, y que todo tiene que correr entre lo lógico y entre lo normal... yo creo que está absolutamente claro lo que yo he dicho¨ Carlos Antonio Vélez. Minuto 15 de la entrevista.  
El dirigente y el periodista confunden la violencia y el acoso sexual con la orientación sexual, reproducen los prejuicios históricos contra los homosexuales y además piden políticas discriminatorias al interior del fútbol colombiano, especialmente contra los árbitros.


Álvaro González Alzate debe renunciar, Carlos Antonio Vélez y RCN deben rectificar, el Gobierno debe intervenir en esta materia para garantizar que no se incurra en actos discriminatorios y la Fiscalía podría entrar a investigar a González por el delito de hostigamiento a la discriminación (art. 134B del Código Penal).


El artículo 52 de la Constitución establece que el deporte tiene como función la formación integral de las personas, preservar y desarrollar una mejor salud en el ser humano", además garantiza la que el deporte y la recreación hacen parte de la educación. Estas declaraciones contradicen los fines constitucionales del deporte, son contrarias al derecho a la igualdad de las personas LGBT, ofende nuestra dignidad humana y afecta nuestra integridad moral.


En segundo lugar, el medio de comunicación y el periodista tienen responsabilidad por transmitir estas declaraciones y no actuar con veracidad e imparcialidad (artículo 20 de la Constitución), y ser un canal de expresiones discriminatorias del dirigente deportivo, incluso por parte del periodista, lo cual contradice la función social de los medios.


Estas declaraciones son muy graves teniendo en cuenta la altísima popularidad del fútbol en Colombia. A esto se suma que miles de hombres aficionados al fútbol son padres de familia de hijos homosexuales que al final sufrirán las consecuencias de la discriminación difundida por el medio de comunicación. La Corte Constitucional ha manifestado que el grado de influencia social del actor que produce discursos discriminatorios debe ser tenido en cuenta para analizar la situación, así como el medio realizado. RCN y el periodista deben rectificar, y si fuera un medio serio debería despedir a ese periodista.


En tercer término, el Gobierno debe intervenir en esta materia para impedir que se materialicen las violaciones a los derechos fundamentales que se anuncian por parte del dirigente deportivo, especialmente el derecho al trabajo por parte de jugadores y árbitros homosexuales.


Finalmente, el dirigente deportivo podría ser investigado y acusado por el delito de hostigamiento a la discriminación en razón de la orientación sexual (art. 134B Código Penal, Ley 1482 de 2011), agravado porque se realizó a través de los medios de comunicación y está orientada a negar o restringir los derechos laborales (numerales 2 y 6, art. 134C Código Penal, Ley 1482 de 2011).


La sociedad colombiana no puede tolerar que el fútbol siga al margen de los derechos y el pluralismo. Si el fútbol y los deportes en general quieren ser una fuente de convivencia social deberá contar con gays, lesbianas, bisexuales y transgeneristas, una actividad más del "estilo masculino violento" (El deporte como coto masculino. Eric Dunning, Deporte y ocio en el proceso de civilización). 

Comentarios

Mauricio: muy acertado tu análisis de las declaraciones de Álvaro González. Nos parece fundamental que se insistas en la cantidad de recursos que existen para reclamar la protección y el respeto de las personas puesto que este tipo de afirmaciones perjudican a muchas personas que con tanto esfuerzo han sabido abrirse un espacio, en este caso, en el mundo del deporte.
Sin duda todavía falta mucho camino que recorrer en el tema de la homofobia en las prácticas y las organizaciones deportivas.

Entradas populares