30 días en el calabozo por un beso

Imagen tomada del video Telephone de Lady Gaga con Beyonce
Noticia de El Espectador"Al calabozo por un beso". 19 de Enero de 2010
Columna de Tatiana Acevedo "Paralelos" en El Espectador. 19 de Enero de 2010
Una mujer reclusa besó a su compañera al interior del anexo de mujeres de la cárcel distrital de Bogotá. Esta situación quedo grabada por la cámara de seguridad y las autoridades de la cárcel decidieron sancionar a esta mujer con 30 días en el calabozo (celda de aislamiento). 

Desde el 3 de febrero hasta el 4 de marzo del 2009, durante 30 días Carolina estuvo en un calabozo, con dos horas de sol diarias, sin derecho a recibir visitas y sin ningún contacto con sus compañeras. El Consejo de Disciplina determinó que darse este beso constituía una falta grave (art. 123 del Código Penitenciario y Carcelario). Según el INPEC para realizar este acto o para tener "citas o visitas sentimentales" debía tramitar una solicitud de visita íntima. 

Durante 30 días y 30 noches una mujer que amaba a otra mujer debió someterse a un castigo denigrante, injusto y discriminatorio. Fue sancionada por su orientación sexual y por expresarla públicamente sin hacerle daño a otras personas (de hecho sólo fue grabada por la cámara nadie se quejó). 

Esta valiente mujer interpuso una acción de tutela porque consideraba que se violaron sus derechos a la intimidad personal, al buen nombre y la igualdad y no discriminación en razón a la orientación sexual. 

El Juez 27 Penal Municipal de Bogotá conoció el caso y consideró que “la demandante no solo se encuentra privada de la libertad, en virtud de una condena, sino que además del libre desarrollo de su personalidad” por lo cual los derechos que reclama no tiene lugar a ser protegidos, y agrega: "no es posible reclamar la protección al buen nombre cuando el comportamiento de la persona no le permite a los asociados considerarla digna o acreedora de un buen concepto”. Como puede suponerse el Juez negó la protección de los derechos. 

La reclusa no apeló, pero una juiciosa judicante de la Corte Constitucional, encontró este caso y teniendo en cuenta la relevancia constitucional del expediente realizó una ficha esquemática para que la Corte lo revisará. 

Se cumplió el sueño de muchos colombianos: que la Honorable Corte Constitucional tomara en revisión su caso y levantara la voz contra la injusticia. Pero los sueños pueden convertirse en pesadillas...

El caso fue repartido al Honorable Magistrado Nilson Pinilla Pinilla, representante de la caverna en el seno de la Corte Constitucional. Cuando me enteré de esto el 10 de junio de 2010, un miedo se sembró en mi mente. Nilson Pinilla tomaría una decisión injusta, arbitraria y cómplice. A pesar de que Colombia Diversa pidió copia del expediente para participar en esta acción constitucional, el magistrado Pinilla negó la solicitud argumentando que la organización no era parte del proceso. 

Siete meses después, mis miedos sobre este caso se cumplieron y he tenido que leer nuevamente una sentencia malintencionada, cínica y cómplice. 

En la sentencia T-622 de 2010 la Sala Sexta de Revisión (Nilson Pinilla, Jorge Pretelt y Humberto Sierra) determinó que en este caso no se violó ningún derecho y que debido a que al momento de revisar la tutela ya se había cumplido la sanción, por tanto se presentaba el fenómeno de carencia actual de objeto. Estos son alguno apartes de esta joya de la insensibilidad judicial: 
"revisada la actuación, no se encuentra una vulneración concreta al debido proceso, como quiera que la actora pudo ejercer su defensa durante la actuación disciplinaria, a través de los descargos rendidos voluntariamente, sin manifesta que deseaba estar acompañada de un defensor, como se le leyó que podía hacer, al igual que aportar y solicitar pruebas. (...) La demandante fue además notificada personalmente de las decisiones proferidas por el Consejo de Disciplina del reclusorio.
(...)
De tal manera, la actuación fue avocada el día 20 de del mismo mes y año (febrero de 2009) por el Juzgado (…), que profirió sentencia de única instancia en marzo 5 de 2009, esto es, un día después de haber culminado el aislamiento al cual fue sometida la actora, resultando así factible declarar la carencia actual de objeto, dada la sustracción de materia y lo inane de proferir órdenes en el presente asunto.
Así, al igual que concluyó el juzgador de instancia, esta Sala de Revisión no encuentra demostrada una real vulneración del debido proceso, ni de otro derecho fundamental, no siendo éste el momento ni el ámbito para estudiar si la sanción impuesta y cumplida resultó rigurosa o, eventualmente, producto de alguna carga subjetiva”

En la sentencia no se nombran las palabras "orientación sexual", "lesbiana", "libre desarrollo de la personalidad", "igualdad", ni en los hechos, ni en la definición del problema jurídico, ni en las consideraciones de la Corte. Aún más, en los hechos se narra así la situación que originó el hecho: "luego de besar a una compañera por amistad". El problema jurídico está formulado de tal manera que no tiene ningún contenido, es la más evidente forma de manipulación y encuadramiento de un caso para ocultar la discriminación y usar argumentos al parecer neutrales para definir la cuestión constitucional (ver blog Godos pasteurizados y victimizados)

El docto magistrado tipifica la discriminación como una  "carga subjetiva”,  y confirma su conocimiento legal al referirse a una sanción desproporcionada y discriminatoria, en los siguientes términos: "si la sanción impuesta y cumplida resultó rigurosa". No entraré al análisis técnico constitucional del caso, sólo quiero expresar la indignación esta ignominia. 

Triunfó la caverna constitucional. Con esta sentencia se confirma que Nilson Pinilla considera que los homosexuales somos enfermos, que para él producidos asco antes que humanidad, y piensa que somos adolescentes descarriados que debemos ser corregidos o en la cárcel o por el sistema de salud (ver blog  Magistrado Nilson Pinilla considera que la homosexualidad es una enfermedad y una anomalía). El magistrado considera que somos seres desviados y anormales. Que no merecemos protección aún cuando se nos sanciona por realizar actos consensuales entre adultos. 


Carolina, la víctima de los carceleros, solamente ejerció su libertad, su búsqueda de la felicidad aún en las circunstancias de una cárcel. Ella expresó su amor, sexualidad y cariño. Lesbianas, gays, bisexuales y transgeneristas tenemos el derecho a amarnos y a besarnos, estas conductas hacen parte esencial de nuestros sentimientos, de nuestra vida, de nuestra libertad y de nuestra igualdad. De que sirve tener derechos de pareja si no podemos besarnos. 


Para algunos lectores puede parecer que un beso es algo demasiado tonto o banal, pero para las personas LGBT un beso es quizá la conquista más valiosa que cada uno recuerda. De hecho, cuando mi compañero me toma de la mano en la calle siento por un momento, y tan solo por un momento, la fantasía de vivir en un mundo igual y libre. 

Nilson Pinilla sigue ahí para recordarnos que todavía la ignorancia, la estupidez y el fundamentalismo tienen poder al interior de la Corte Constitucional y del campo legal.  Este magistrado sigue de pie recordandonos que estamos subordinados y que ante eso no tenemos ningún recurso y que aún es tiempo de oscuridad y que el derecho no transformará nada ("no siendo éste el momento ni el ámbito"). El magistrado Jorge Pretelt lo aplaude (no es ninguna sorpresa), pero el magistrado Humberto Sierra sigue decepcionando con su silencio y voto cómplice (esto si es una triste sorpresa)

Una mujer reclusa fue sancionada durante 30 días en un calabozo con dos horas de sol diarias, por besar a una compañera. La Corte Constitucional consideró que allá no paso nada, o mejor dicho que si pasó algo, eso ya no importa... Como dijo Wilde en aquel verso inolvidable: "Los actos más viles, cual hierbas venenosas / crecen lozanos en el aire de la prisión". 


Pero para que no todo sea desilusión, este blog esta acompañado de un buen beso "carcelero" entre mujeres, protagonizado por Lady Gaga!!! 

Balada de la cárcel de Reading de Oscar Wilde[1]






(…)

V
No sé si son Leyes justas
    o Leyes equivocadas;
sabemos quienes estamos en la cárcel
    que el muro es muy poderoso,
y que cada jornada es como un año
    de interminables días.

Pero hay algo que sé; sé que toda Ley
    que los hombres han concebido para el Hombre,
desde que el primero quitara la vida al hermano
    y así el triste mundo comenzara,
desecha el trigo y la paja retiene
    con los aventadores más perversos.

Y esto también sé -y sabio sería
    que todos lo supiéramos-
que cada prisión que los hombres erigen
    está construida con ladrillos de vergüenza
y cercada con rejas no sea que Cristo pueda ver
    cómo los hombres mutilan a sus hermanos.

Con barrotes ocultan la luna clemente
    y ciegan el sol bienhechor:
y bien hacen escondiendo tal Infierno
    pues allí se cometen tales actos
que ni Hijo de Dios ni hijo de hombre
    jamás debería contemplar.


* * * * *

Los actos más viles, cual hierbas venenosas
    crecen lozanos en el aire de la prisión.
Sólo aquello que en el hombre es bueno
    allí se arruina y se marchita:
la pálida angustia guarda el pesado portal
    y el guardián es la desesperación.

Hambrean al niño aterrado
    hasta que llora noche y día;
azotan al débil y flagelan al necio;
    se mofan del viejo ceniciento
y algunos enloquecen, y todos se malogran
    y nadie puede pronunciar palabra.

Cada celda angosta que habitamos
    es una oscura letrina maloliente
y cada apertura que cierran las barras
    es fétido aliento de Muerte viviente;
y todo, menos la lascivia, se reduce a polvo
    en la máquina Humana.

El agua salobre que bebemos
    lleva una baba nauseabunda
el pan amargo que en las balanzas pesan
    está lleno de cal
y el sueño no se acuesta jamás, camina
    con ojos desorbitados y llora al Tiempo.

[1] Traducción de E. Caracciolo Trejo 
Oscar Wilde, Poemas  -2oo1 -Ediciones Colección de poesía RÍO NUEVO/XXVI
Barcelona, España. Poema completo en http://amediavoz.com/wildeBalada.htm

Comentarios

Anónimo dijo…
Il semble que vous soyez un expert dans ce domaine, vos remarques sont tres interessantes, merci.

- Daniel
Daniel, mercie beaucoup pour votre commentaire!

Entradas populares