Roberto Gerlein, el senador excremental

Durante la discusión sobre el matrimonio igualitario, el senador conservador Roberto Gerlein se refirió así a las parejas del mismo sexo: 

"Un sexo sucio, asqueroso, un sexo que merece repudio, un sexo excremental, y no puedo yo, me perdonan, pero no puedo yo convertirme en vocero de esas clases de uniones que llevan a esa clase de excesos, y que por naturaleza son repudiados por esa misma naturaleza"

"A mi nunca me ha preocupado mucho el catre compartido por 2 mujeres, porque eso no es nada, eso es una cosa inane, sin importancia"  
"La tragedia de la unión homosexual es su esterilidad. Son esteriles como la higuera de la Biblia"
"Este tipo de matrimonios al terminar en la nada también termina en la muerte" 
 (Escuchar el audio). 




Ningún senador levantó su voz de protesta contra el peor insulto público que han recibido las parejas del mismo sexo en su historia reciente. El senador liberal Luis Fernando Velasco simple y timidamente dijo "creo que se le fue la mano".


Es lamentable cómo seguimos siendo insultados impunemente por políticos fundamentalistas, sin que ningún partido político, ni ningún senador levante la voz clara contra estos insultos. ¿Dónde está el liberalísimo gobierno de Juan Manuel Santos? ¿y el campeón "liberal" Fernando Carrillo, MinInterior?


Solamente una pregunta para el Honorable (ex) Magistrado "liberal" Humberto Sierra Porto, quien fue el responsable de enviar este debate al Congreso y no tener la valentía de reconocer la igualdad de todos los seres humanos: ¿esto es democracia deliberativa?


Sobre nuestro derecho al matrimonio igualitario tenemos el peor de los mundos: La Corte es indolente, el Gobierno es indiferente y el Congreso es homofóbico.  Somos testigos de la colaboración armónica de las ramas del poder público para discriminar a un grupo.

Al final de esta historia es predecible que en el Congreso de la República no se aprobará el matrimonio igualitario. Al fin y al cabo, en Colombia, vivimos esperando derechos que nunca llegan: 


"La mujer se desesperó. 
      -Y mientras tanto qué comemos -preguntó, y agarró al coronel por el cuello de la franela. Lo sacudió con energía-. Dime, qué comemos.

      El coronel necesitó setenta y cinco años -los setenta y cinco años de su vida, minuto a minuto- para llegar a ese instante. Se sintió puro, explícito, invencible, en el momento de responder:

      -Mierda" 

Gabriel García Márquez, El coronel no tiene quien le escriba.  
Fotos El Espectador
Nota de edición (20.11.12 / 5:12 pm): en una versión inicial de esta entrada se usaron las expresión "sorda" para la Corte y "mudo" para el Gobierno, pero tienen connotaciones que pueden indicar inferioridad de las personas con discapacidad. Agradezco a Andrea Parra de PAIIS por hacerme caer en cuenta del error.

Comentarios

HOMBRE ABSTEMIO dijo…
Cuantas serian las mujeres que consintió el senador GERLEIN, al expresar "A mi nunca me ha preocupado mucho el catre compartido por 2 mujeres, porque eso no es nada, eso es una cosa inane, sin importancia", a todas, a dos, o una en especial?
HOMBRE ABSTEMIO dijo…
Como le luce de bien la estampita de la virgen y el crucifijo en la solapa al senador Gerlein

Entradas populares